Morcilla, un bocado que une dos continentes

La morcilla tiene un legado especial. Desde Europa llegó a America como parte tradicional de la parrillada criolla. En Milonga’s honramos este legado ofreciendo a nuestros comensales una morcilla gaucha acompañada de chunchulas y mollejas como excelente entrante o parte del plato principal a degustar.

Qué es la morcilla

La moriclla es una proteína muy especial, ya que contiene una cantidad importante del hierro que nuestro organismo necesita. Nuestros abuelos ya sabían esto, y por ello elaboraban la morcilla a partir de la sangre de los cerdos, incluyendo algunas especias.

Su receta de preparación tiene en común a España y Argentina, y consiste en revolver sin cuajar  la sangre del cerdo, apartando las impurezas con mucho cuidado. Por otra parte, se prepara la cebolla, sal, ajo y pimienta finamente picados y triturados para luego mezclarlo todo.

Tras formar una pasta lista a ser embutida,  se aplica una presión de embutido moderada, para posteriormente cocinarlo en agua aromatizada sin hervir.

Otra modalidad muy tradicional es la morcilla de arroz,  que se cocina de manera similar, pero como siempre recomendamos cocerla a la parrilla a fuego moderado para que sea más sabrosa. Se trocea la morcilla en rodajas para luego pasarlas por harina a fin de que no se desarmen por completo. El aceite de oliva es el complemento ideal  para cocinar las rodajas en una sartén caliente pero muy lentamente.

En Milonga’s nuestra principal preocupación es brindar un bocado especial como entrante en la mesa, o si vamos a disfrutar de un tiempo de tapas con los amigos o familiares para que su reunión se vuelva especial. Así ofrecemos morcillas tradicionales y, por supuesto, deliciosas.

Conservacion y legado

La morcilla debe ser cuidadosamente embutida y conservada en frío con fecha de caducidad limitada. Por otra parte tanto cocidas como ahumadas su conservación es más larga, llegando a durar algunos meses. Y si la morcilla está cocida, su conservación es incluso mayor pues, como un embutido más, tiene una caducidad de meses.

En el restaurante Milonga’s tenemos claro que la buena comida y bebida es lo que unifica a los comensales, tanto de la cultura como de las tradiciones propias de la tierra de esos productos. Asi, la comida ha unido a generaciones durante años.

La invitación

Ya sea solo o acompañado, un picadito de morcilla con su suave aroma a cebolla y otras especias es ideal para el ruedo en reuniones con los amigos o compañado con pan tipo sandwich y la bebida de su eleccion: cerveza o vino. Todo ello servirán como previa a la presentación del plato fuerte.

Pero no demos más vueltas  e invitamos a nuestros clientes y socios a que puedan disfrutar de la morcilla desde los más grandes a los más pequeños. Eso sí, recuerde que este alimento es muy completo y debe ser degustado con moderacion.

Si pasan por Sevilla y no conocen un lugar dónde comer, recomendamos sin duda visitar uno de nuestros tres restaurantes y probar sus ricas tapas, carne a la brasa, comida vegetariana, postres irresistibles, cremas de sabor insuperable, frescas verduras a la parrilla y, por supuesto, una insuperable morcilla.