Tu restaurante en Sevilla para saborear Argentina

Patatas, la guarnición perfecta para nuestras carnes a la parrilla

Un restaurante especializado en carne a la parrilla debe tener un sólido conocimiento en todos los ingredienes que utiliza. En nuestros restaurantes Milongas nos preciamos de tener ese conocimiento. Las patatas desde tiempos donde la memoria histórica casi se pierde, constituyen un alimento infaltable en toda  mesa.

Cocidas a la olla

Un proceso muy sencillo, en el cual los pequeños detalles pueden afectar el resultado. Al cocinar las patatas es importante pelarlas y lavarlas  a fin de quitar particulas de tierra que se puedan quedar en los hoyuelos. No es sencillamente ponerlas al agua con sal y coicinarlas hasta que estén blandas, mas bien se debe tomar en cuenta algunos factores.

Por ejemplo el tamaño es muy importante pues las grandes cocen en diferente tiempo que las pequeñas por lo que se debe homogenizar escogiendolas por tamaño. Ahora bien, dependiendo de que sabor se desee darle a la cocción, se agrega al agua: ajo, tomillo u otros ingredientes. Están listas en aproximadamente 20 a 25 minutos.

Pero si a eso se desea dar un sabor insuperable se las coce en una tradicional olla de barro. Utilizadas en guisos y ensaladas ideales para el invierno.

Cocidas con piel

Otra forma muy tradicional de cocer las patatas es con su piel, deben ser lavadas y a igual que la anterior forma, necesita de 20 a 30 minutos en su cocción. La cualidad radica en que conserva su textura evitando un poco la excesiva humedad, cualidad que se aplica también al sabor.

La piel puede dificultar un poco saber si están cocidas, así que se debe pinchar una hasta el centro, cuando el pincho sale con facilidad, se sabrá que están listas. Al sacarlas, es importante enfriarlas con varias lavadas de agua fría pues se corre el riesgo de quemaduras. Son ideales en papas aliñá al estilo sevillano o con un delicioso corte de ternera a la parrilla.

Fritas o chips

El éxito de las patatas empezó cuando las frieron, y es así que esta forma es muy popular a nivel mundial. Para ello se cortan en bastones o rodajas y se cuecen exclusivamente en aceite muy caliente. A fin de que no absorba mucho acite se las saca mientras se están friendo y  es imprescindible tener un método para quitar el exceso de aceite.

No está demás decir que son un excelente acompañamiento a hambuerguesas, carnes asadas, a la parrilla, chorizos , milanesas y una variedad carnes rojas o blancas. Las patatas en Milonga’s están cuidadosamente cortadas en rodajas y fritas en su punto, acompañan nuestras deliciosas carnes junto a salsas  especialmente preparadas para resaltar cada sabor.

Asadas a la parrilla

La parrilla da a las patatas su increible sabor ahumado, en este caso es importante controlar los detalles de su cocción a fin de que no queden muy secas. Luego de lavarlas y secarlas se parten en dos o se dejan enteras para aliñarlas con mantequilla o aceite de oliva. Colocándolas en una parte de la parrilla donde el fuego no sea directo, en aproximadamente una hora se tienen unas exquisitas patatas asadas.

La cocina conlleva un tratamineto especial en nuestros restaurantes Milonga’s, las patatas deben ser seleccionadas esmeradamente lo mismo que su preparación, lo decimos siempre y así lo hacemos, nuestro propósito es brindar siempre lo mejor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR